Álex Llorca, la búsqueda de un sueño

Pues ya es oficial: Álex Llorca hace efectiva su cláusula de salida hacia la ACB. Su destino será Fuenlabrada, donde tratará de hacerse un hueco en la rotación y ganarse un puesto. Estamos seguros de que no parará hasta conseguirlo, pues si algo ha demostrado en Lugo, es empeño y capacidad de trabajo.

llorca

Una vez confirmada su salida, caben muchas lecturas y opiniones. Creo que quien más y quien menos, se ha llevado una pequeña desilusión. Llorca era, si no el mejor, uno de los mejores escoltas de la competición. Al menos, así lo dicen las estadísticas. Reemplazarle no será una tarea sencilla, desde luego, y menos cuando el margen de maniobra es reducido. Sin embargo, creo que será aún más difícil sustituir su liderazgo, esa conexión especial que Álex tenía con la grada, esa capacidad que tenía de levantarnos de nuestros asientos después de una canasta. Un grito o un gesto suyo, y la temperatura del Pazo subía hasta el punto de ebullición. Yo particularmente, que aunque llevo ya casi dos décadas bajando al Pazo no me considero un breoganista demasiado “veterano”, no recuerdo a ningún otro jugador con ese gancho especial con el aficionado. Y es por eso por lo que seguramente, nos duela tanto su salida. Creo que en este caso, tira un poco más lo sentimental que lo deportivo, aunque en ambos casos es una gran pérdida.

Y ya que menciono los sentimientos, hay quien le reprocha, y quizá sea el principal motivo por el que algunos se sienten “traicionados”, una excesiva familiaridad en las redes sociales, máxime cuando su futuro no estaba 100% decidido. Estoy seguro de que nunca lo hizo con mala intención, y que cuando lo escribió, él ya contaba con seguir un año más con nosotros, pero como se suele decir, somos esclavos de nuestras palabras, y más hoy en día con las redes sociales, donde siempre queda constancia de todo cuanto decimos. No podemos reprocharle, sin embargo, que nos haya dejado “tirados” (aunque habrá quien lo piense, y quien lo compara con otros casos recientes como el de Arteaga), puesto que ya conocíamos la existencia de esa maldita cláusula, y aunque evitábamos pensar en ello, sabíamos que esto podía suceder. Siempre dijo, bien alto y bien claro, que su sueño era jugar en la ACB, y que mientras no lo pudiese conseguir, se quedaría en Lugo, puesto que no hay mejor sitio que este fuera de la ACB. Y Llorca demostró que es un hombre de palabra, rechazando incluso ofertas económicamente mucho mejores, como la de Melilla.

Yo personalmente, nunca podré decir nada malo de Llorca. Mientras estuvo aquí, lo dio todo en la cancha y su comportamiento fue ejemplar, dentro y fuera de la pista. Además, se va en busca de un sueño. Nos guste o no su decisión, no somos nadie para juzgar a alguien que persigue sus sueños y no para hasta conseguirlos, porque es una de las cosas más nobles que puede hacer un ser humano. Le deseo lo mejor, y ojalá que el día de mañana los caminos del Breogán y de Álex se puedan volver a encontrar. Porque como dije más de una vez, a Álex Llorca lo quiero siempre en mi equipo.

Me gustaría terminar con una escena de la película “En busca de la felicidad”, que creo que vale tanto para Álex como para todos nosotros:

Advertisements

Posted on 8 Setembro 2015, in Xeral. Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

Baloncesto con P, de Palencia claro

todo por Palencia Baloncesto

@KIAenZona

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

Blogoncesto

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

ZonaOCB

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.