Asesinos Silenciosos

Estos días en las RR.SS. está cogiendo fuerza la etiqueta o hashtag #JCCDestitucion referido a nuestro ¿Director Deportivo?, ¿Secretario Técnico? ¿Asesor piramidal?… yo realmente no se qué cargo ocupa ni cuáles son sus funciones. Es más, no tengo muy claro que exista, que no se trate de un espectro fruto de nuestra depravada mente breoganista. Normalmente, lo llamo “El Tunelador” porque, me comentan, tiene querencia a ver el baloncesto desde el túnel de vestuarios y, porque no decirlo, por su habilidad para esconderse, no dar nunca la cara e intentar hacernos creer que la culpa siempre es de otros. Por ser, en otras palabras, la única persona que consigue que jamás veamos el haz de luz al final del túnel, como cualquier moribundo que se precie.

En realidad siempre he pensado que es un espíritu, maligno por supuesto, un ser imaginario, algo ilusorio, ficticio o algo falso (quizá la palabra que mejor lo define) o inconcebible, como bien indica el diccionario de la RAE cuando buscamos sinónimos de la palabra imaginario.

48693_1

Este hombre lleva nueve años con la responsabilidad de formar un equipo para ascender a ACB y para eso ha contado con cantidades ingentes de euros, quizás ahora menos, pero ahí es donde se ve la calidad y profesionalidad de un Director Deportivo, gestionar con acierto los escasos recursos. Pues en estos años no ha sido capaz de formar una plantilla con las mínimas posibilidades para hacerlo, ya sea porque se equivocó en los fichajes de jugadores o entrenadores, porque no ha sido capaz de tener claro una estructura de equipo o porque sigue con las veleidades de canteras piramidales o por lo que sea. Ha demostrado que es un inútil, como mínimo, por no pensar en cosas peores. El único momento en que este equipo genero ilusión fue el año del maldito Cáceres, con Paco Garcia y en el tiempo en que  Julio fue nuestro Presidente, Javier el encargado de dirigir los temas deportivos en el club y Lisardo nuestro entrenador. Casualidad, no creo.

Este año las cosas pintan mal, muy mal. Pretemporada nefasta (5 partidos en ocho días, por ejemplo), tardanza en los fichajes, lo que, teniendo en cuenta el bagaje táctico de los equipos de Lisardo, complica mucho más las cosas, no búsqueda de soluciones alternativas para entrenos 5×5 al no tener firmado el convenio con Estudiantes, imposición de jugadores que probablemente necesitarían un plus más de experiencia para jugar en un equipo con teóricas posibilidades de lucha por ACB y un rosario de malas decisiones deportivas. Casualidad, tampoco creo, es más pienso que este hombre y sus allegados lo que buscan es hacer lo que mejor saben, la cama, y así poner a algún amigo manejable a los mandos deportivos del equipo e imponer sus ideas de cantera en un club que nunca ha sido de formación. Al fin y al cabo si las cosas salen mal él nunca será el culpable y, mucho menos, el responsable, eso lo será el cuerpo técnico, los jugadores que no rinden lo esperado, la afición, la prensa o el Sursum Corda y seguirá en su puesto porque en este club la exigencia de responsabilidades no existe

Pero, no siendo el espectro un problema MENOR, no nos equivoquemos, no es el único responsable, ni mucho menos.

Existen los llamados “Asesinos Silenciosos” aquellos que están haciendo todo lo posible e imposible por acabar con un club patrimonio de la ciudad que está a punto de cumplir los 50 años de existencia y que, junto a la muralla, puso a Lugo en el mapa de este país llamado España. Esto, a lo mejor, es un poco exagerado, pero no tanto como podáis creer

Esos asesinos silenciosos encabezados por ese personaje llamado Jose Ramon Besteiro cuyo único interés en el Breogan es hacerlo desaparecer y su brazo armado o tonto útil, como queramos llamarlo, Dº Antonio Veiga, “El Presidente Incidente” están trabajando y, poco a poco, consiguiendo que la historia de un club como el Breogan esté a punto de poner su punto y final, por lo menos tal y como lo entendemos la mayoría de los socios y abonados y muchos de los que han dejado de serlo.

consello

Esos asesinos silenciosos, entre otros, son los componentes del Consejo de Administración del Breogan (quizá con una o dos excepciones). Funcionarios de la Diputación o miembros de partidos políticos que actúan a las órdenes de sus amos y cuyo objetivo es simplemente contentar a quienes los han puesto ahí y así obtener la palmada en la espalda, como mínimo, de sus líderes espirituales. Caso curioso el de alguno que en sus años mozos era un gran breoganista que acudía con asiduidad al Pazo de la Cuestas del Parque y que ahora es uno de los máximos exponentes y ejecutores de la teoría de la Muerte y Destruccion de nuestro equipo. Muy curioso, si señor, aunque explicable con una sola palabra: Pesebrista

Esos asesinos silenciosos son los que trazaron un plan, con nocturnidad y alevosía, para desvincularse del Breogan de una forma absolutamente infame, rastrera, miserable, sucia y vil, poniendo a la SAD al borde del precipicio y haciéndola ingobernable en el momento en que ellos desaparezcan. Aunque lo de trazar un plan quizás sea excesivo, no los veo capaces de planificar nada. Pongamos que tenían y tienen un deseo.

Esos asesinos silenciosos son los que poco a poco están eliminando al verdadero breoganismo tanto del Consejo de Administración como de las oficinas del club.

Esos asesinos silenciosos son los que mintieron en declaraciones públicas y en la Junta de accionistas y no permiten la entrada de gente que, con mejores o peores proyectos, buscan el bien del club.

Esos asesinos silenciosos son los que son incapaces de generar ilusión o, mejor dicho, que buscan desilusionar a esta afición que lleva años sufriendo en el maldito infierno de la LEB.

Esos asesinos silenciosos son los que no hacen campaña de captación de abonados, que no quieren o no son capaces de encontrar patrocinios privados, que no captan la publicidad de pequeñas empresas o comerciantes, que permiten actuaciones o “no actuaciones” de sus empleados, en concreto del antes mencionado espectro, que planifican pretemporadas demenciales….

Esos asesinos silenciosos son los que, en un plazo muy corto, van a firmar nuestro certificado de defunción, no os equivoquéis.

Nos confiamos. Después de la campaña de la temporada pasada del #breoganismoenguerra creímos que la situación había cambiado y nos equivocamos. Ellos, como políticos que son, solo esperaban que pasase el tiempo para dejarnos morir y que pareciese un accidente.

Siento ser tan pesimista pero esto es lo que pienso. Salvo milagro o reacción fulminante somos cadáver efectivo.

Intentemos disfrutar este año, apoyar a nuestros jugadores y, sobre todo, a Lisardo, uno de los nuestros, que nos va a necesitar y mucho y, si es posible, organicémonos para luchar por este club al que yo, personalmente, tantos días de disfrute le debo

Advertisements

Posted on 29 Setembro 2014, in Xeral. Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. Sólo me gustaría dejar por aquí las palabras de Pepe Rodríguez a su salida, y tras leer este fenomenal artículo y la siguiente declaración, que cada uno saque sus conclusiones sobre el director deportivo.

    “Tengo un desencuentro bastante importante con Juan Carlos Castro, tenemos ideas diferentes y es una barrera imposible de pasar. Él quería 4 ó 5 juniors en el equipo y fichar a 5 o 6 jugadores. Tengo que aceptarlo y acatarlo. La decepción es grande.”

    Un saludo.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

Baloncesto con P, de Palencia claro

todo por Palencia Baloncesto

@KIAenZona

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

Blogoncesto

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

ZonaOCB

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.