Todo es muy fácil

Cuando todo va bien es muy fácil ser breoganista. Es sencillo bajar al pazo a disfrutar de grandes jugadores, de grandes equipos, de partidos que hacen historia, de temporadas en las que luchas por entrar en competiciones europeas…

En esos momentos todo es fácil, muy fácil.

pancarta

El mundo en general se sube al carro de la victoria. Los políticos siempre encuentran tiempo para hacerse la correspondiente foto, los empresarios, comerciantes e industriales presumen de breoganismo y los patrocinadores no dudan en aportar cantidades que, según ellos, no les dan rendimientos publicitarios pero que no les importa porque lo hacen por amor a unos colores. En el palco del pazo todo son risas y falta espacio para acomodar a todos esos que siempre están dispuestos a hacer acto de presencia cuando pueden conseguir algún rédito ya sea político, electoral, monetario, empresarial o similar… todo es fácil, muy fácil.

Mucha gente, que lo más parecido a un balón de baloncesto que ha visto en su vida es una onza de chocolate, diserta sobre las condiciones técnicas de determinados fichajes y sobre posibilidades de alternar la zona 1-3-1 con un caja +1 y por supuesto crítica sin pudor a esos chicos que desde una esquina se dedican a dejarse las gargantas animando al equipo y que no les dejan ver tranquilamente el partido porque “tanta algarabía no puede ser buena” dicen. El acudir al pazo se convierte en un acto social donde se luce la mejor sonrisa y el último traje de moda y te relacionas con el poder político, mediático y empresarial de la ciudad.

Todo eso es fácil, muy fácil.

Lo complicado es bajar al pazo cuando llevas muchos años en ese infierno llamado LEB, cuando has sufrido el desencanto de un descenso traumático, cuando estás sin apoyo de todos aquellos que presumían de breoganismo y no dudaban en ponerse la bufanda al cuello y que ahora se han convertido en amantes de otros deportes y de otras ciudades. Cuando año tras año sufres decepciones deportivas después de iniciar la temporada con ilusiones renovadas, cuando ves que aquellos que decían que amaban a tu Breo se intentan deshacer de él como si fuera un carga inaguantable, cuando los dueños del club lo infravaloran, cuando tienes que aguantar a jugadores que lo único que les interesa es todo menos el Breo, cuando pasas un año sufriendo de las inclemencias del frio y las goteras, cuando a nadie parece interesarle un club de 47 años de historia, cuando los medios de comunicación de tu país te ningunean y te hacen creer que eres algo menor, cuando las Administraciones Públicas consideran que eres un activo amortizado, cuando todo sale mal y parece que jamás remontarás, cuando, en resumen, las ratas abandonan el barco o el palco.

santiago

Ahí ya es muy complicado ser aficionado y seguidor del CB Breogan, decirlo y sufrirlo.

Pero esos 2.000 que bajamos al pazo, esa aficción de verdad, fuerte,  leal, fiel, dura, sufrida, agradecida y honrada, esa afición que está a las duras y a las maduras, la que con un pequeño éxito desborda de alegría y la que, pase lo que pase, tiene al breoganismo como religión, a esos no nos resulta complicado seguir porque lo llevamos en la sangre desde pequeños  y eso se demuestra cada 15 días en el pazo o en los desplazamientos de la marea celeste a esos campos de Dios.

Los que acudimos a los partidos, en la medida que podemos, año tras año, decepción tras decepción, los que, aún no pudiendo acudir por encontrarse muy lejos pero que, a pesar de todo, se hacen socios y siguen al equipo desde la distancia por toda clase de medios, somos los de verdad, los que como el capitán del barco seremos los últimos en abandonarlo o, lo que es más exacto, no lo abandonaremos nunca. En todo caso nos hundiremos con él.

Pero esos que se desplazan a la mínima posibilidad a Ourense, Caceres, Coruña, Burgos, Palencia, Leon, Oviedo… gastándose sus  euros, que en muchos casos no les sobran precisamente, metiéndose palizas físicas de horas de coche para volver a casa a altas horas de la madrugada e ir a trabajar al día siguiente, animando sin parar a nuestro equipo, arropando al Breo en los peores momentos, esa marea celeste, representada por Embreogados y la Peña Breogán,  esos, no solamente sois los de verdad, sois, además, el presente y el futuro de este pequeño equipo de una ciudad de provincias y lo demostráis día a día animando cuando el pazo esta en silencio, cuando las cosas no salen como queremos, cuando se oye ese run-run asesino contra el equipo o algún jugador en particular, cuando, en definitiva, más se necesita. Lo demostrasteis, sobre todo, en el desplazamiento a Burgos el año pasado. En una situación límite decidisteis ir con el equipo para, con vuestro aliento, intentar revertirla y lo conseguisteis.

oviedo

Si este u otro año luchamos por el ascenso hasta el último partido seguro que en el lance definitivo habrá lleno en el pazo y durante esas semanas en Lugo solo se hablará del Breo, mucha gente volverá a desempolvar la bufanda que lleva aparcada en el armario hace muchos años, los políticos abarrotaran el palco y habrá más breoganistas que personas censadas en el concello pero, si al final se consigue ese ansiado ascenso para mí solo habrá unos culpables, esos 2.000 que no perdimos ni al fe ni al esperanza, esos aficionados que desde la distancia lo dejan todo por el Breo, esos ahora ya ex-directivos  que dejan su vida y su salud por nuestro equipo, esos jugadores cuyo grado de actitud, solidaridad y compañerismo no había visto jamás y ese cuerpo técnico encabezado por el mejor fichaje de la historia del Breo, Dº Lisardo Gomez y, sobre todo, esa marea celeste encabezada por Embreogados y Peña Breogán. Porque si, coño, porque sois muy grandes.

Si una imagen vale más que mil palabras la de el final del partido en Palencia es…., cómo dice El Progreso:

“… en ella se puede ver a los jugadores y aficionados formando una piña, juntando sus manos, tan apretados que cuesta saber quien es jugador y quien aficionado…”

1499487_543107159115663_457914216_n

Advertisements

Posted on 16 Xaneiro 2014, in Xeral. Bookmark the permalink. 8 Comentarios.

  1. Alex Brakosevic

    Emocionante!!

  2. Muy buen artículo. Toda la razón!

  3. Los pelos de punta. Estoy a punto de llorar y no es coña. Como siempre, gran artículo, BREOGANISMO EN ESTADO PURO

  4. alberto regueiro

    No tengo palabras sublime solo una pequeña queja debias nombrar tambien a la peña breogan han ido a menos pero forman parte de esos 2000 por todo lo demas gracias

  5. Impresionante, qué ganas de ir a Coruña, por Dios. Gracias a todos por formar esta pequeña familia de locos.
    Forza Breo!!

  6. Xenial.
    Como di o meu amigo e compañeiro de bancada “Da igual que xoguemos contra o primeiro, contra o último, sábado, domingo ou martes ás catro da madrugada. Sempre imos os mesmos aos partidos”

  7. Grande Mr. Atticus!! Honor a eses 2.000 que sempre damos a cara polo clube e que nunca o deixaremos. Nada máis se pode engadir a tan emocionante artigo. Forza Breo,vémonos na Coruña!

  8. Toda la razon Alberto. Mis disculpas. Error imperdonable

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

Baloncesto con P, de Palencia claro

todo por Palencia Baloncesto

@KIAenZona

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

Blogoncesto

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

ZonaOCB

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.