Cronica de un descenso anunciado

En la temporada que os voy a relatar (1973/74) se produjo mi primera gran decepción como breoganista que, como bien sabéis, no ha sido la única. Nuestro primer descenso, ganado a pulso, eso sí. Dejamos la Primera División y dimos con nuestros huesos en la denominada categoría de plata.

Este año acudía a los partidos con mi pandilla del barrio. Mi padre seguía con sus amigos, aunque varios de ellos ya no bajaban al pabellón, se les había pasado la fiebre de la novedad (breoganistas de quita y pon). Nosotros nos solíamos sentar justo enfrente de la mesa de anotadores en la parte superior, y ellos en el balcón de detrás de la canasta que daba a la explanada de las cuestas. Más o menos creo que os hacéis una idea. En los descansos de los partidos siempre le hacía una visita y, en casa, seguíamos comentando las incidencias de nuestro Breo aunque en esta temporada lo poco que había que comentar, era casi todo malo.

El año baloncestísticamente hablando fue un horror, desde el principio hasta el final. Como diría Garcia Marquez, “Crónica de una muerte anunciada”.

null

 Todo empezó con el fichaje de nuestro primer americano, Richard Thibodeau, un base…, así de originales éramos. Mientras todo el mundo fichaba aleros altos tiradores, pivots armarios de tres puertas y negros comeniños nosotros firmábamos a un base que sí, era buen jugador, tenia buena técnica individual y un muy buen tiro, aunque con una mecánica un poco rara que no sería capaz de describir, pero que, evidentemente, no era lo que necesitábamos. Se renovó a bastantes jugadores del año anterior: Serrano, Aguado, Sevilla, Alfredo Pérez, Andrés Caso y Prada y llegaron, ya empezada la temporada, cedidos por el Barcelona, dos pívots de bastante menos de dos metros, Monserrat y Ángel Navarro, que años después fue entrenador del COB Ourense y de Huesca. En otras palabras un equipo de pitufos, el azul siempre fue nuestro color, dirigido por Adolfo Beneyto, que había sido jugador del Breo el año anterior y que, aparte de entrenador, tenía ficha de jugador.

nullAlfredo Pérez en una entrevista en ACB.com dijo lo siguiente sobre esta temporada: “Hubo problemas de dinero e incluso tuvimos que hacer varios viajes por nuestra cuenta. Además, éramos un equipo muy bajito y, en lugar de ficharnos un americano alto, nos trajeron uno de 1,80, Richard Thibodeau, que tiraba ganchos desde medio campo” Sin comentarios.

Bueno, sigo con el relato de la temporada aciaga. A mayor desastre nos quedamos sin patrocinador y arrastrábamos, como no, un déficit económico bastante importante para aquella época. Además en la ciudad había otro club, La Casera, dirigido por exbreoganistas como Juan Quiñoa, que militaba en 2ª División y que pretendía dar el salto a División de Honor en breve plazo, lo que hacía que encontrar ayudas económicas y patrocinadores se hiciera muy complicado. En Lugo éramos y somos así, ya costaba mantener un equipo en primera para querer tener dos, “cousas veredes e non creeredes”.

Durante todo el verano se había hablado de la desaparición del equipo, un clásico breoganista, e incluso de la cesión de derechos al equipo dirigido por Quiñoa.

Al final, como siempre, acabamos saliendo pero las perspectivas eran francamente desoladoras. También, como siempre, la afición no falló y allí estábamos dispuestos a poner nuestro granito de arena para la supervivencia social y deportiva de nuestro Breo acudiendo al pabellón entre la niebla, externa e interna. El grado de humedad o condensación, como queráis llamarle, dentro superaba en muchas ocasiones al que había fuera.

El primer partido fue con el Circulo Católico de Badalona y bueno, en fin, se tuvo que suspender porque ¡¡¡¡¡¡ Se quedo sin suministro eléctrico el pabellón !!!!!!! , el cachondeo en todos los ambientes baloncesticos españoles duró meses, incluso yo diría que años, se llego a decir, y eso si que es un recuerdo que tengo absolutamente imborrable, que el Presidente del Breogan había quitado los plomos de la instalación porque las cosas marchaban mal en el partido,…. que quereís que os diga,…. y claro, lo que mal empieza….

Por cierto, los simpáticos badaloneses nos recibieron en el encuentro de vuelta con velas encendidas por su público y terminamos el partido con solo tres jugadores en cancha. Como diría Manquiña “hondonadas de hostias” era poco.

Fue una temporada llena de desgracias con un montón de lesiones y enfermedades que, en una plantilla tan corta, hicieron que en muchos partidos solo contáramos con seis o siete jugadores. Para más inri teníamos a nuestro más importante baluarte, Alfredo Pérez, prestando servicios inestimables a la patria, usease, haciendo el servicio militar, complicando todavía más la situación. Para los más lechones, antes era obligatorio vestirse de luces unos cuantos meses en nuestra vida y obedecer las órdenes de algún cabo trogoldita, eso sí, según decían, cuando hacíamos la mili era cuando nos convertíamos en hombres. Yo, por desgracia, y debido a mi miopía modo rompetechos sigo todavía esperando esa conversión en un hombre de verdad, que le vamos a hacer.

Cogimos el farolillo rojo de la liga en la primera jornada y no lo abandonamos hasta el final, otra cosa no, pero nadie nos puede acusar de no haber sido muy regulares durante toda la temporada. Recibimos palizas considerables como por ejemplo con el Real Madrid que nos ganó 111-50 y 117-50 (llegamos a estar perdiendo 46-9) o con el Juventud 120-50, y alguna más. Estos, evidentemente, son datos, no recuerdos, que la memoria da para lo que da y gracias. Inciso, no ganamos ningún partido fuera de Lugo, vamos, lo normal.

Pasaron por Lugo un montón de grandes jugadores pero yo tengo un gran recuerdo de dos especialmente, supongo que porque no estaba demasiado acostumbrado a ver esa calidad, Walter Szczerbiak, un espectacular cañonero del R. Madrid y John Coughran grandioso pivot del YMCA que posteriormente ficharía por los merengues.

Mención aparte merece el partido que jugamos con el Barcelona en Lugo, retrasmitido por TVE, y del que yo recuerdo la gran ovación con que se les recibió por su comportamiento con el Breo, cediéndonos a varios jugadores, ante la plaga de lesiones, enfermedades y maleficios que nos azotaron ese año. No soy culé, pero de bien nacidos es ser agradecidos, chapeau por ellos.
null

Al final de temporada habíamos ganado seis partidos y, evidentemente, nuestros huesos fueron a parar a la Segunda División del baloncesto español, donde hicimos una de las mejores temporadas que recuerdo de mi Breo.

Por suerte ese año conseguí finalizar, por fin, el álbum de cromos de Vida y Color que todavía conservo hoy en día. Fue muy complicado pero en una maniobra arriesgada y perfectamente planificada con un par de amigos conseguí el cromo que me faltaba (el denominado “escaso” por aquel entonces) mediante una serie de cambios realizados en el colegio y en la pequeña explanada que hay frente a la librería “Loterias” que era donde nos reuníamos los coleccionistas para realizar los correspondientes trasvases de cromos. Me costó un montón de “repes” pero mereció la pena. Algo bueno tenía que tener el año.

 Y, durante el verano, se volvió a hablar de la desaparición del club por motivos económicos, de la fusión con La Casera, de la falta de implicación de patrocinadores, en fin, de los clásicos breoganistas, pero eso…… ya es otra historia…..

Advertisements

Posted on 11 Xuño 2013, in Retro. Bookmark the permalink. 1 comentario.

  1. No había leido hasta ahora este artículo. Muy bueno si señor. Enhorabuena keizeratticus

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

Baloncesto con P, de Palencia claro

todo por Palencia Baloncesto

@KIAenZona

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

Blogoncesto

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.

ZonaOCB

Información sobre o Club Baloncesto Breogán S.A.D.